lunes, 16 de agosto de 2010

Tijeras

Zozobra le sobra al cuerpo
es tan tangible como mi ayer
la luz dejó mil recuerdos
que el sueño no pudo vencer.

Construye un caos perfecto
o un sútil estremecer
suelta la carcajada al viento
y maltrátame por placer.

Mi voluntad forjó un desaire
la música consuela al sol
las lágrimas hoy se que son
una búsqueda por tener.

Quiero sanar mis heridas sin fin
no te olvides de mí
quiero volar después hacia tí
entre tus brazos llegar a morir.
Quiero cantar una dulce verdad
purificar mi piel y mi faz
no te olvides de mí
pronto regresaré hacia tí.

Mi debilidad tiene nombre
he dormido toda una vida
no he descubierto esa empatía
con ningun otro hombre.

Es que no hay como explicar
y como yo nadie existirá
curaré el silencio con tu voz
es mi deseo más precoz.

Me iré lejos a cantar
me iré lejos a esperar
que el exilio sane la conciencia
y volveré por tí sin advetencia.

Mis pesares hoy son
como tijeras cortando mi razón
espera que acabe con mis fantasmas
y elimine de mí todos los miasmas
espera que acabe con el filo
y por siempre serás mio.

domingo, 15 de agosto de 2010

Quema al hombre viejo.

Una ráfaga de acústicos pesares
traspasó el tímpano del tiempo
en tu pecho se apacigua la antorcha
tu ojos se secan con el viento.

Aquél estruendo de células
entre orbitales y cargas
econtró una vieja estrella
que en ti dejó esas marcas.

Olvidar es la pasión de continuar
aferrarse es vivir sin respirar
el metal de estos huesos te duele
el recuerdo te ha vuelto imbele.

Todos tenemos un ahullido
entre el latido del corazón
la loba madre da razón
a combatir lo ocurrido.

Fuerza de mujer errante
mujer sedentaria
mujer adolecente
mujer de antaño.

Tienes la historia en la sangre
toda una corsaria
viviendo intesamente
sin desperdiciar los años.

Entonces te pregunto:
¿Porqué te dejas vencer ahora,
Si en tu cama no hay espacio para el dolor
en tu sueño no hay hora
y estás hecha de amor?

Rechaza el amargo momento
agrio recuerdo
sal adelante al instante
y quema al hombre viejo.