sábado, 3 de octubre de 2009

no he escrito nada pero ahora si

...desempolvando la pluma y el lápiz virtual...

Dice Xo que le intriga mi ausencia, espero tengas tiempo para leer esto, ya que mi blog está casi muerto y no he tenido ni el tiempo ni las ganas de escribir.
O es el tiempo o es una excusa más para escudar la falta de inspiración que yo juré tiempo atrás no me volvería a dejar...Buh...

Cuando escribo es porque regreso a casa, ahí siento que todo regresa a la normalidad, que todo es un sueño, pero no.

Mi mente pedía a gritos escribir algo, las palabras querían salir como las aves rompen el cascarón, a tener vida. Las palabras están, pero no puedo relacionarlas, no armo el rompecabezas, no las dejo escapar.

Entonces fue cuando pensé, mientras veo que debo hacer tarea y no tengo ganas de nada, que el mundo no espera que yo escriba, no tiene ni la idea de quien soy, y si lo sabe no me está pidiendo que ponga en el internet algún transtorno pasado o un recuerdo invaluable, tampoco me pide que escriba la historia de mi vida, y mucho menos me pide que enseñe lo que mi alma tiene ganas de decir.

No hay nadie que lea esto, entonces ¿porqué escribir?
No salvaré vidas, a nadie le conmoverá mi escrito y cambiará su existencia. Entonces mi respuesta es: si no cambio nada al escribir, tampoco cambio nada al no hacerlo, entonces al hacerlo de todas formas todo estará bien como si nunca lo hubiera hecho.
Cosa rara es esa, tal vez yo sola me entiendo. Yo sola guardo todo lo que me sucede y no lo digo, no lo hablo, yo lo escribo.

Es por eso que decidí (aunque no pase nada y todo siga como antes) escribir algo para mi propio deleite, debo saber que aún no he perdido mi toque personal. Yo lo califico, a mi me gusta o no me gusta, así de fácil.

Bajo las luces y en la punta de la corniza
estoy dejándome empapar
a un nuevo mundo se que he llegado.

Cerré los ojos llenos de tierra caliza
estoy dejándome llevar
y respirando todo lo que he logrado.

Mi vida es espiral
mi mente es fluorescencia
mi alma es electricidad.

El placer es criminal
y sonrisas, apariencia
ha llegado a mi la verdad.

No dejaré ir lo que he deseado
y no cambiaré lo que ha pasado,
debes sostener mi mano o caeré
tan lejos que no regresaré.
No dejaré un sueño en vano
y no no huiré esta vez,
ya muchas cosas han cambiado
yo llegué aquí para vencer.

Pero te pido que no dejes de mirarme
y no dejes el tiempo pasar
has llegado para quedarte
y no quiero dejarte escapar.