domingo, 16 de octubre de 2016

Kanela.

Después de diez hermosos años con 10 meses, el día de ayer, 16 de octubre, me ha dejado.
No me puse a pensar en qué haría cuando este día fuera una realidad. Pensaba a veces en ello, y pedía a Dios que siempre faltara más tiempo, más tiempo para eso.
Luego pensé mucho, en si lo posteaba o no. Pero creo que es lo correcto, darle un pequeño homenaje en el blog donde constantemente hablaba de ella.
Kanelita, me hiciste muy feliz, y tal vez yo debí poner un poco más de esfuerzo, uno siempre quiere dar lo mejor a los seres amados. Pienso en tí, en tus mejores momentos, con tu mejor sonrisa, jugando, haciendo trucos o travesuras.
Has sido la perrita más inteligente que he conocido en mi vida. Fuiste cariñosa, noble, leal y nos amabas por sobre todo, a nosotros tu familia que tanto te ama y te amará también.
Un pedazo de mi alma se ha ido ayer contigo, y jamás podrá ser lo mismo, sin verte al llegar a casa, sin darte las buenas noches. Eres mi hija perruna y tu recuerdo hará justicia a la vida que en ti se albergaba.
Un día me reuniré contigo y todo será como antes. Hasta entonces, te agradezco el angel que fuiste en mi vida y la amorosa compañía que nunca nadie podrá reemplazar.
Descanse en paz mi hermosa reina peluda, mi viejita, señora kanela.

Ya te extraño demasiado...

Tiempo, tiempo, tiempo.

Ahora veo que las cosas comunes a nuestro alrededor van desapareciendo con el paso de los años. No te das cuenta de su importancia hasta que una sacudida te hace ver lo que tienes y lo que puedes llegar a perder, tan rápido, como un parpadeo, como los segundos que me tomó pensar y escribir esto.
Mas aún no es tarde para nadie, pero tampoco estaremos a tiempo. Todo arriba en el segundo exacto. 
¿Será que ese es el primer vistazo a la ventana de la madurez? Ansío que sea verdad.

viernes, 15 de julio de 2016

Aún?

Aún se usan los blogs?
Aún la gente los visita?
Aún pueden usarse para comunicar mensajesecretos?
Aún el blog vive?

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Horas

Como cuando ves algo al despertar que te sorprende. Y luego te hace enojar mucho!!!
Tanto como ver las promesas que no se pueden cumplir y enojan aún más.

Exaspera! Grrrrrr

martes, 22 de diciembre de 2015

Reflexión mil uno y mil dos.

Ahora mis post son desde mi celular.

Dije que ya no escribiría en este blog, por lo tanto soy una mujer que no puede hacer promesas, o soy de las que las rompen.

viernes, 18 de diciembre de 2015

Reflexión número mil.

Eco,
Habla,
¿Son la misma cosa?

El eco responde una sola versión, es unilateral, y va dejando huellas cada vez más diminutas hasta desaparecer.

El habla hace eco, pero regresa con nueva información, con letras y palabras que interpretadas forman un mensaje, distinto al inicial y formulado a partir de otro usuario.

Lo que escribo seguramente es eco, porque veo las letras caminar una tras otra, con los mismos títulos de la juventud y las mismas palabras que se plasmaron tal y como fueron naciendo.
Es eco porque entre todos esos símbolos, no obtengo un mensaje; no interpreto porque no hay nada que descifrar, al menos de forma visible.
Es eco porque se han ido perdiendo las mismas líneas, en el mismo tiempo, sin dejar un momento a la reflexión.
Entonces mi palabra, mi escribir es un eco que se lee a si mismo, una y otra vez, sin encontrar al receptor adecuado.

jueves, 29 de octubre de 2015

Estación momento-eterna.

Decirte  quisiera,
un murmullo del viento,
un sonido sin nombre,
de eterna historia.

Pensar tu rostro con mis ganas
en abismo de cuerpos,
encuentro de ojos cerrados.

Responder al llamado,
tu sombra dibuja sentimientos a deshoras,
Cubre el tiempo de humo
que arrastras bajo tu estela.

Es vacio de madrugada
desprecio y añoranza,
voces de lunas pasadas
evocando la noche.

Decirte quisiera,
entre el fuego y los años,
un sin fin de inocencias lejanas
de la mente... de los labios.

Y salir y mentirle al oído
un millon de preguntas a la vida,
que se mueren y guardan su camino
donde tus pasos se esconden.